Lentejas con verduras sin grasas y contando los hidratos de carbono.

02/02/2012

Siguiendo con la cocina de invierno light me he puesto a hacer lentejas. Lentejas que a pesar de ser vegetarianas y no contener nada de grasa tienen muy muy buen aspecto, con un caldo muy sabroso y casi no se nota la ausencia de carne.

Los ingredientes para las lentejas son:

1 bote grande de lentejas / 400 gr. de lentejas cocidas / 6 u. H.C.
1 tomate
1 cebolla
1 zanahoria / Aprox. 2,5 u. H.C.
1 manojo de judías verdes / 1 u. H.C.
100 gr. de guisantes congelados / 1 u. H.C.
Laurel, pimentón, ajos y sal.

Así que el total para el estofado de lentejas es de 10,5 u. H.C, que proporcionaría 4 platos de 2,5. u.H.C. cada uno. Al igual que con el cocido de garbanzos, ahora voy a realizar una medición usando las medidas estándares con el cazo.
La teoría es la misma, un cazo escurrido vendría a contener 2 u. H.C.
Así que sirviendo un cazo por plato debería obtener cuatro platos de 2,5 u. H.C. cada uno y quedarme sin contenido en la olla.

Me ha vuelto a pasar lo mismo, tanta verdura hace que sea un estofado de lentejas light. Me ha salido un poco más de dos cazos por plato, es decir, todo el estofado de lentejas son 8 cazos aproximadamente. Así que en este estofado un cazo equivale a algo más de una unidad de hidratos de carbono. La próxima vez que haga la receta ya sé que proporciones debo seguir a la hora de servir la comida, y seleccionar el postre.

Un platazo de lentejas light con verduras de dos cazos como este, contiene 2,5 unidades de hidratos de carbono:


Cocido de garbanzos con verduras sin grasas y contando los hidratos de carbono.

31/01/2012

Anoche me dio por cocinar y preparé un cocido de garbanzos pensando en el control de hidratos de carbono y de grasas. El resultado ha sido estupendo, no sólo por lo rico que está, sino por los pocos hidratos de carbono y grasas que tiene (en comparación con otros cocidos de garbanzos) y todo lo que me ha cundido.

La verdad es que mientras iba cocinando no conté las unidades de hidratos de carbono que añadía, sino que lo he hecho con posterioridad, así que los cálculos no serán tan exactos como deberían pero creo qu ese ajustan bastante a la realidad.

Para los garbanzos utilicé:

1 bote pequeño de garbanzos / 200 gr de garbanzos cocidos / 3 u. H.C.
1 manojo de judías verdes / 1 u. H.C.
2 zanahorias / 1 u. H.C.
1 trozo de calabaza / 1 u. H.C.
4 pechugas de pollo / Sin aporte de H.C. Dos de ellas las he usado para croquetas, así que quedan otras dos para el cocido.

Resulta un guiso con 6 u. H.C. en total. Hay para cuatro platos, con 2 u. de H.C. cada uno.

Con parte del caldo que ha sobrado he cocido 4 u. H.C. de arroz. De este modo me es muy sencillo añadir 1 u. H.C. en arroz a cada plato de cocido de garbanzos de 2u. H.C.; obteniendo un plato completo con cereales, legumbres, verduras, carne y sin grasas de 3 u. H.C.

Para mi es muy sencillo servir dos platos y congelar otros dos, comprobando que las cantidades son similares, de manera que me aseguro que cada plato tiene 2 unidades de hidratos de carbono. ¿Pero qué pasa si en casa somos más, o cada uno come una cantidad diferente? Pues que preferiríamos calcular los hidratos de carbono conforme fuéramos sirviendo.

Por eso voy a aprovechar para realizar una comprobación usando medidas estándares. lo que será muy útil para el futuro ya que no siempre se tiene la oportunidad de contar los hidratos de carbono de esta forma. Vamos a utilizar el cazo y el vasito medidor.
En teoría, en un guiso más o menos equilibrado un cazo raso -importante lo de raso- vendría a contener 2 u. H.C.

Siguiendo esta pauta debería poder servir el cocido con el cazo en 4 veces, pero ya observo que hay mucha más cantidad, así que parece que se trata realmente de un cocido light y que la norma de “1 cazo = 2 u. H.C.” no se va a cumplir. Tiene mucha verdura, y las verduras por lo general tienen menos hidratos de carbono (un plato lleno de verduras suele corresponder a tan solo una unidad de hidratos de carbono), por lo que es normal que esta proporción baje. ¿Pero cuánto?

Midiendo el cocido en cazos me han salido casi 12 cazos (redondeando). Así que cada plato tiene dos cazos y dos unidades de hidratos de carbono. Como ya imaginaba en este cocido light cada cazo corresponde a una unidad de hidratos de carbono, en vez de a dos unidades como sería lo común.

Esta es la cantidad de dos cazos (justitos):

Y esta la cantidad de esos dos cacitos con caldo: :


Si a esto le sumamos una unidad de arroz:


Y ahora además media pechuga de pollo, para mí es más que suficiente:

Un plato de garbanzos con verduras, completo, variado, abundante y sano que contiene 3 unidades de hidratos de carbono.

Algunos estaréis pensando, ¡¿es que no hay una norma fácil y estable, una regla infalible?!
Hay muchas normas, y la estabilidad dependerá de la regularidad de nuestros hábitos. Si somos estrictos mirando etiquetas, pesando y calculando hidratos de carbonos la regla es infalible, pero normalmente nos cansamos de tanto calcular, o no tenemos tiempo.
Sin embargo la experiencia es un grado que nos permite calcular los hidratos de carbono bastante bien, sin tener que recurrir a la calculadora. Tened en cuenta que al final casi siempre cocinamos o comemos lo mismo, y le acabamos cogiendo el truco a las diferentes recetas y sus hidratos de carbono.
Claro que es muy recomendable -yo diría imprescindible- realizar estas mediciones de vez en cuando para refrescar la memoria, ya que midiendo siempre a ojo es muy probable que acabemos cometiendo errores sin siquiera darnos cuenta.


Análisis 25.10.2010: Cuidado con el colesterol

10/11/2010

Estos últimos análisis han sido agridulces, nunca mejor dicho.

Recuerdo que en los primeros análisis que me hacía hace ya algunos años, todo –excepto la glucosa claro está– estaba dentro de sus valores. Poco a poco han empezado a aparecer más valores en negrita en los análisis. El hierro bajo, al que ya me he resignado, y ahora el colesterol apuntando. (No escribiré las maldiciones que estoy pensando!)

La HbA1C bien, mantengo el 7 y creo que la tendencia es mantenerlo e incluso bajarlo, aunque el endocrino me advierte de que ve muchas bajadas en los cuadernos de control, y cree que tiendo a ponerme demasiada humalog (rápida). Yo le digo que son hipoglucemias muy suaves, pero tiene razón, tengo que tener cuidado, no tiene sentido bajar la hemoglobina a base de hipoglucemias.

Le comento el cambio que realicé en el horario de la lantus, pasar de dos puestas una en la comida y otra antes de dormir a una sola en la comida, y me dice que he elegido una hora un poco rara para ponerme la lantus, pero que si me va bien, pues ahí se queda. Sin embargo le comento que me despierto muy frecuentemente con hiperglucemias, y que no soy capaz de establecer un patrón e identificar la causa. El endocrino me dice que la causa de las hiperglucemias puede ser muy diversa; la zona en la que me inyecto insulina, la velocidad de absorción de los hidratos de carbono de los diferentes alimentos, el estrés (del que tengo mucho últimamente)… Pero que definitivamente la insulina lenta me está durando 24 horas, y que no debo subir la dosis puesto que en ocasiones tengo hipoglucemias noctunas originadas por la lantus. En fin, este tema se queda un poco en el aire, sin una solución clara.

Y pasamos al colesterol. ¡Nunca me he preocupado por el colesterol! Porque lo he tenido bien, y porque no realizo ningún abuso o ni siquiera me gustan la mayoría de los alimentos que pueden elevar el colesterol. Pero claro está, puedo tener colesterol y punto, por sana que sea mi dieta. Aun está dentro de los valores establecidos como aceptables, pero para una persona con diabetes deben estar más bajos. Sigo con la misma dieta, cuidando algo más las grasas saturadas. El endocrino me dice que es normal que acabe tomando pastillas para regular el colesterol, y también la hipertensión, para tenerlas “ideales” digamos, y que ese momento suele llegar en la franja de los 30-40. Yo, precoz ya voy apuntando maneras con 25 años, y veo muy próxima la pastillita del colesterol junto a la del tiroides.

Como se suele decir, ¡qué se le va a hacer!  y todo lo malo sea eso.



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 303 seguidores