Lentejas con verduras sin grasas y contando los hidratos de carbono.

02/02/2012

Siguiendo con la cocina de invierno light me he puesto a hacer lentejas. Lentejas que a pesar de ser vegetarianas y no contener nada de grasa tienen muy muy buen aspecto, con un caldo muy sabroso y casi no se nota la ausencia de carne.

Los ingredientes para las lentejas son:

1 bote grande de lentejas / 400 gr. de lentejas cocidas / 6 u. H.C.
1 tomate
1 cebolla
1 zanahoria / Aprox. 2,5 u. H.C.
1 manojo de judías verdes / 1 u. H.C.
100 gr. de guisantes congelados / 1 u. H.C.
Laurel, pimentón, ajos y sal.

Así que el total para el estofado de lentejas es de 10,5 u. H.C, que proporcionaría 4 platos de 2,5. u.H.C. cada uno. Al igual que con el cocido de garbanzos, ahora voy a realizar una medición usando las medidas estándares con el cazo.
La teoría es la misma, un cazo escurrido vendría a contener 2 u. H.C.
Así que sirviendo un cazo por plato debería obtener cuatro platos de 2,5 u. H.C. cada uno y quedarme sin contenido en la olla.

Me ha vuelto a pasar lo mismo, tanta verdura hace que sea un estofado de lentejas light. Me ha salido un poco más de dos cazos por plato, es decir, todo el estofado de lentejas son 8 cazos aproximadamente. Así que en este estofado un cazo equivale a algo más de una unidad de hidratos de carbono. La próxima vez que haga la receta ya sé que proporciones debo seguir a la hora de servir la comida, y seleccionar el postre.

Un platazo de lentejas light con verduras de dos cazos como este, contiene 2,5 unidades de hidratos de carbono:


Cocido de garbanzos con verduras sin grasas y contando los hidratos de carbono.

31/01/2012

Anoche me dio por cocinar y preparé un cocido de garbanzos pensando en el control de hidratos de carbono y de grasas. El resultado ha sido estupendo, no sólo por lo rico que está, sino por los pocos hidratos de carbono y grasas que tiene (en comparación con otros cocidos de garbanzos) y todo lo que me ha cundido.

La verdad es que mientras iba cocinando no conté las unidades de hidratos de carbono que añadía, sino que lo he hecho con posterioridad, así que los cálculos no serán tan exactos como deberían pero creo qu ese ajustan bastante a la realidad.

Para los garbanzos utilicé:

1 bote pequeño de garbanzos / 200 gr de garbanzos cocidos / 3 u. H.C.
1 manojo de judías verdes / 1 u. H.C.
2 zanahorias / 1 u. H.C.
1 trozo de calabaza / 1 u. H.C.
4 pechugas de pollo / Sin aporte de H.C. Dos de ellas las he usado para croquetas, así que quedan otras dos para el cocido.

Resulta un guiso con 6 u. H.C. en total. Hay para cuatro platos, con 2 u. de H.C. cada uno.

Con parte del caldo que ha sobrado he cocido 4 u. H.C. de arroz. De este modo me es muy sencillo añadir 1 u. H.C. en arroz a cada plato de cocido de garbanzos de 2u. H.C.; obteniendo un plato completo con cereales, legumbres, verduras, carne y sin grasas de 3 u. H.C.

Para mi es muy sencillo servir dos platos y congelar otros dos, comprobando que las cantidades son similares, de manera que me aseguro que cada plato tiene 2 unidades de hidratos de carbono. ¿Pero qué pasa si en casa somos más, o cada uno come una cantidad diferente? Pues que preferiríamos calcular los hidratos de carbono conforme fuéramos sirviendo.

Por eso voy a aprovechar para realizar una comprobación usando medidas estándares. lo que será muy útil para el futuro ya que no siempre se tiene la oportunidad de contar los hidratos de carbono de esta forma. Vamos a utilizar el cazo y el vasito medidor.
En teoría, en un guiso más o menos equilibrado un cazo raso -importante lo de raso- vendría a contener 2 u. H.C.

Siguiendo esta pauta debería poder servir el cocido con el cazo en 4 veces, pero ya observo que hay mucha más cantidad, así que parece que se trata realmente de un cocido light y que la norma de “1 cazo = 2 u. H.C.” no se va a cumplir. Tiene mucha verdura, y las verduras por lo general tienen menos hidratos de carbono (un plato lleno de verduras suele corresponder a tan solo una unidad de hidratos de carbono), por lo que es normal que esta proporción baje. ¿Pero cuánto?

Midiendo el cocido en cazos me han salido casi 12 cazos (redondeando). Así que cada plato tiene dos cazos y dos unidades de hidratos de carbono. Como ya imaginaba en este cocido light cada cazo corresponde a una unidad de hidratos de carbono, en vez de a dos unidades como sería lo común.

Esta es la cantidad de dos cazos (justitos):

Y esta la cantidad de esos dos cacitos con caldo: :


Si a esto le sumamos una unidad de arroz:


Y ahora además media pechuga de pollo, para mí es más que suficiente:

Un plato de garbanzos con verduras, completo, variado, abundante y sano que contiene 3 unidades de hidratos de carbono.

Algunos estaréis pensando, ¡¿es que no hay una norma fácil y estable, una regla infalible?!
Hay muchas normas, y la estabilidad dependerá de la regularidad de nuestros hábitos. Si somos estrictos mirando etiquetas, pesando y calculando hidratos de carbonos la regla es infalible, pero normalmente nos cansamos de tanto calcular, o no tenemos tiempo.
Sin embargo la experiencia es un grado que nos permite calcular los hidratos de carbono bastante bien, sin tener que recurrir a la calculadora. Tened en cuenta que al final casi siempre cocinamos o comemos lo mismo, y le acabamos cogiendo el truco a las diferentes recetas y sus hidratos de carbono.
Claro que es muy recomendable -yo diría imprescindible- realizar estas mediciones de vez en cuando para refrescar la memoria, ya que midiendo siempre a ojo es muy probable que acabemos cometiendo errores sin siquiera darnos cuenta.


Medir los hidratos de carbono en raciones (o la tonta de las chirimoyas)

16/11/2011

Creo que los diabéticos a veces somos como máquinas de contar carbohidratos. Tras años de práctica ni siquiera necesitamos el peso para saber cuantas raciones de hidratos de carbono tiene una comida, claro que como comentábamos en el curso, el ojo se ensancha y es recomendable volver a pesar las comidas y comprobar que nuestros cálculos son correctos.

La verdad es que sin darme cuenta yo había dejado de contar carbohidratos. No es que sea extremadamente rigurosa -con este despiste mío es imposible-, pero ahora que he vuelto a tomar notas al cocinar y a pensar la cantidad de insulina en relación con las raciones de hidratos de carbono he mejorado muchísimo mi control.

Ayer hice lentejas, y medí las raciones de hidrato de carbono aproximadamente. El bote de lentejas de 400 gr. tenía casi una ración de hidratos de carbono (8 gr) a los 100 gr, por lo que van casi 4 raciones, más casi 4 raciones de patatas  y más dos zanahorias y una cebolla, vamos a decir que 8 raciones de hidratos de carbono (por los dos casis no estoy contando ni las zanahorias ni la cebolla) para todo el guiso completo; ya que el resto de ingredientes no tienen un valor significativo de hidratos de carbono.

Como somos dos en casa para mi es muy fácil esta forma de contar, ya que al servir el guiso dio para tres platos, así que sólo tengo que dividir el total de 8 raciones del guiso por 3; dando unas 3 raciones de hidratos de carbono por plato. Si fuéramos muchos los que comiéramos del mismo guiso probablemente sería mejor usar un vaso medidor, o calcular las raciones que caben por cazo.

El colorcillo ese tan insulso del caldo es por la falta de choricito y esas cositas ricas. ¡Son unas lentejas light para diabéticos güenos! (Y empáticos resignados compañeros diabéticos tipo 3) XD

Como mi objetivo es llegar a 5 raciones de hidratos de carbono me faltan 2 raciones, y ahora explico por qué eso de “la tonta de las chirimoyas”.

Comenzaron a gustarme las chirimoyas con 14 años o así, y con 15 años debuté, dejando de comer entre otras frutas uvas, higos y chirimoyas, creyéndolas prohibidas por su alto contenido en hidratos de carbono. Sin embargo el otro día me dije, “voy a comprar chirimoyas, y me las como aunque sea a plazos”. Según los apuntes en los que vienen referencias de los hidratos de carbono por cada alimento, 50 gr de chirimoya equivalen a una ración de hidratos de carbono. Pero según los apuntes, el peso de los alimentos es pelado y preparado… ¿están contando entonces esas pepitas que parecen piedras y deben pesar una barbaridad? No lo sé, pero hoy he hecho el experimento:

He cogido una chirimoya enorme, que pesaba 520 gr.

Pero por grande que sea, ¡imposible que esto sean 10 raciones de hidratos de carbono! De todos modos, tampoco me la iba a comer entera. Así que la partí, reservando una mitad (que me acabo de comer para merendar).

340 gr de chirimoya, de los cuales se ve que me comí 248 gr porque el resto era cáscara y pepitas.

Y aquí viene la cuestión. 250 gr (redondeando) de chirimoya, según los apuntes son 5 raciones de hidratos de carbono.

Y bueno, mi intención este almuerzo era demostrar que los apuntes de raciones de hidrato de carbono no son exactos, sobre todo en cuanto a fruta se refiere, porque el contenido de hidratos de carbono en la fruta varía dependiendo de su maduración y otros factores.

Almuerzo: 3 raciones de lentejas + 5 hipotéticas raciones de chirimoya.

Como yo estimo que realmente no deben ser más de 3 raciones estoy próxima a las 5 raciones que quiero tomar en el almuerzo, y me pongo la insulina de siempre, 5 unidades. Eso sí, antes de almorzar salí a hacer recados con la bicicleta, y estoy en 64 de glucosa; así que me pongo la insulina con la comida ya empezada.

Resumen:

Almuerzo: 5 raciones. Razonamiento: 3 raciones de lentejas + 5 hipotéticas raciones de chirimoya, que yo creo que en realidad son 3 raciones. Me pondría insulina entonces para 6 raciones, pero teniendo en cuenta que estoy baja y acabo de hacer ejercicio físico voy a suponer que son 5 raciones.

Insulina: 6 unidades de insulina ultrarápida Humalog.

Prepandrial: 64 (y vengo de hacer ejercicio físico)

Postpandrial: 85

Conclusiones:

El ejercicio físico me despista un poco, ya que puede que la tendencia a bajar de mi glucemia fuera mayor (aunque no creo porque ya no tenía insulina rápida en el cuerpo), así que creo que efectivamente he comido 6 raciones de hidratos de carbono. Esto deja 3 raciones para la chirimoya de 340 gr (pepitas y cáscara incluida), y con una regla de tres sencilla deduzco que 113 gr de chirimoya es una ración de hidratos de carbono.

Así que ahora que he comprobado que puedo comer chirimoyas me acabo de merendar los 180 gr restantes; que según mis cálculos es una ración y media de hidratos de carbono. No obstante, como pienso comer chirimoyas por los 10 años que creí no poder tomarlas, iré reajustando y afinando los cálculos. :)


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 304 seguidores