Mantener fría la insulina

En ocasiones, mantener fría la insulina puede ser un reto. No sólo en verano, sino siempre que vamos de viaje, a la playa o la montaña, en lugares con calefacción…

Cuando viajo siempre llevo una nevera portatil con hielo para los recambios de insulinas y el Glucagón… bueno siempre, a veces se me ha olvidado meter en hielo en el congelador y he enfriado la nevera con guisantes congelados… pero fría al fin y al cabo, que es lo que cuenta XD

La cuestión es que las plumas de insulina que estoy utilizando en el momento (no las de repuesto) sufren todo el calor si voy a la playa en verano, o estoy en un lugar con calefacción en invierno, y en ocasiones he tenido problemas con el control de la glucemia a causa de una insulina en mal estado.

Desde entonces soy bastante cuidadosa, y encontré la Cartera Frío y quiero hablaros de ella porque creo que es una herramienta muy útil.

Según dice el fabricante, y mi opinión del producto:

CARTERA FRÍO: Producto revolucionario en el transporte de la insulina // Sin duda

  • Es elegante, ligera y compacta. // Elegante, elegante, no es. Por supuesto es más ligera que la nevera + hielo, pero como retiene agua algo de peso añade a la insulina. Y la verdad es que es la solución para enfriar la insulina más compacta que he visto.
  • Mantiene el frío durante días seguidos. // Cierto. Sólo hay que sumergirlo en agua, y luego asegurarnos de que mantenemos la cartera en un lugar con suficiente ventilación, pues la bolsa funciona mediante evaporación. Respecto al frío… yo lo utilizo con insulina y va perfecto, pero creo que no es adecuado para el Glucagón, al menos yo no lo uso para el Glucagón. y he leído que también para el Glucagon. (Aunque mi cartera es la pequeña y va un poco justo para el Glucagon, y sólo cabe un bolígrafo de insulina más).
  • Funciona sin refrigeración. // Sólo aguita.
  • Se activa simplemente con agua fría. // Y no tiene que estar helada. Con agua del tiempo.
  • Se puede utilizar una y otra vez. // La primera vez necesita estar más tiempo sumergida, luego con un par de minutos es suficiente. Si quiere dejar de usarse, sólo se deja al aire libre, y en unos días estará totalmente seca y lista para guardarla.

La Cartera Dúo tiene el tamaño justo para dos plumas de insulina. La cartera viene seca, hay que sumergirla unos minutos, y ya está. Poco a poco el agua que retiene se irá evaporando, la cartera desinflando, y dejando de producir frío. Entonces sólo habrá que sumergirla de nuevo en agua.

La Cartera Dúo, que es el modelo que tengo, viene tan justa para dos plumas que una vez la dejé demasiado tiempo en agua y se inchó tanto que sólo cabía un boligrafo.

¿Cómo conseguirla? Yo conocí el producto a través de Internet, y desde su página web puede adquirirse. Yo prefería verla antes de comprarla, así que anoté el código de la Cartera Dúo y lo pedí en mi farmacia, donde finalmente la compré.

(Actualización 10 de diciembre de 2010)

Revisión: Ya llevo más de un año usando la Cartera Frío.

Ya llevo más de un año usando la Cartera Frío, y sólo puedo decir que ¡quiero otra más grande! (:

Es cierto que la cartera no es barata, pero para mi ha sido una inversión que sin duda vale la pena (y no, no me llevo comisión… lamentablemente XD). La verdad es que después de un año de traqueteo, dentro del bolso, mochila, en la playa y tras haberla pasado varias veces por la lavadora la funda exterior empieza a verse un poco vieja, pero enfriar, que es lo que importa, sigue enfriando perfectamente; y no he vuelto a tener un sólo problema con las insulinas a causa de un golpe de calor.

Al releer el post he corregido que no lo uso con Glucagón. Vi en un Internet, ahora no recuerdo dónde, que la gente lo usaba, y aseguraba que no había problemas. Aunque con excepticismo porque es un medicamento que no quiero que se ponga malo bajo ningún concepto (imaginaos una situación de urgencia en la que necesitamos el glucagón y que éste no funcione correctamente…) lo he transportado algunas veces en la Cartera Frío, y la verdad es que parece que conservaba bien su temperatura.

La cartera sigue enfriando bien. Sin embargo ahora puedo dejarla sumergida horas (una vez se me olvidó y la deje toda la noche en un vaso con agua), y su volumen máximo es inferior al de antes ya que caben sin problemas las dos plumas. ¿Esto quiere decir que probablemente la Cartera Frío acabe perdiendo su efecto?. No lo sé. Para mí ahora es incluso más cómoda, porque no tengo que tener tanta precaución cuando la recargo de agua.

Y ya os digo que, si bien la que tengo es muy cómoda para llevarla en el bolso, no descarto comprarme otra más grande para los viajes. Las placas de hielo van bien pero tienen algunos inconvenientes, sobre todo para mi que soy una despistada, ya que si viajo en hostales o albergues no puedo disponer de un congelador con comodidad a veces he olvidado la cartera en la nevera del hostal; o incluso no he podido congelarla de nuevo, o se me ha olvidado de primeras y me ha tocado improvisar con alimentos congelados del super… Aunque un contra de la Cartera Frío grande es que quizás ocupa demasiado espacio… (estoy pensando en el equipaje de mano de Ryanair…) Bueno, esto son un poco mis aventuras y divagaciones, pero creo que con una Cartera Frío grande no tendría estos problemas… lo mismo se la pido a los Reyes Magos…

 

 

 

    11 respuestas a Mantener fría la insulina

    1. Conchi dice:

      Hola,
      he encontrado tu blog sobre diabetes y me parece la mar de útil para conocer cosas del día a día con diabetes. Quería preguntarte acerca de las carteras Frio y bolsas térmicas de medicamentos (tipo InsuFresh y similares). Entiendo que la cartera Frio permite conservar las plumas de insulina en uso, pero no valdrían para transportar las plumas que todavía no han empezado a usarse. Para ese caso lo que habría que usar sería una de esas bolsas térmicas o su equivalente casero de un termo con hielos por ejemplo. No me queda muy claro el rango de temperaturas que permiten esas bolsas ni el tiempo máximo que mantienen la temperatura…
      Gracias.

      • Lara dice:

        Hola Conchi,
        Me alegra que encuentres útil de blog :)
        La duración de la cartera Frío varía dependiendo de las condiciones del lugar en el que te encuentres, básicamente calor y humedad; pero dura DÍAS con toda certeza. Yo diría que una certera nueva dura por lo menos 4 días, y para reactivarla solo tienes que sumergirla en agua, así que podríamos decir que no tiene límite. Sin embargo, el frío que produce no es equiparable al de una bolsa térmica con hielo.
        Contestando a tu pregunta, el tiempo máximo que la cartera Frío mantiene la temperatura es “ilimitado”. Sin embargo, no sé si la temperatura es adecuada para transportar insulina que no has comenzado a usar.
        Personalmente yo he usado la cartera Frío para transportar insulina que no había empezado a usar, y no he notado ninguna alteración de la misma. Sin embargo, cuando se trata de grandes cantidades de insulina prefiero una bolsa térmica con hielo, pero seguridad.
        Intentaré informarme y darte una respuesta más concreta.
        Saludos.

        • Anónimo dice:

          Hola Lara,

          muchas gracias por la respuesta, es de gran ayuda y responde a las dudas que tenía acerca de la temperatura.
          Sabiendo que por seguridad empleas una bolsa térmica queda cubierta mi duda, sobre todo de cara a los meses de verano. No cuesta nada emplear una bolsa térmica con hielo.

          Saludos

        • Lara dice:

          Exacto, sobre todo en los meses de verano. Para mi la cartera Frío es muy útil para llevar la insulina en verano; cuando realizo viajes cortos en los que llevo insulina extra; para llevar glucagon a rutas de largas senderismo de montaña…
          Pero como tu dices, no cuesta nada emplear una bolsa térmica con hielo, y la insulina va la mar de fresquita. :) Para mi la cartera es otra opción que me da más flexibilidad.

          En algún viaje con coche largo en verano he tenido que parar en una gasolinera y comprar guisantes congelados para sustituir al hielo que se había derretido. ¡La cartera Frío no proporciona una temperatura tan baja como el hielo, pero tampoco se derrite!

        • Conchi dice:

          Muchas gracias de nuevo.
          Saludos.

    2. josé ramón dice:

      Hola:
      Por favor, sabes si cuando viajas en avión al pasar los controles de seguridad tienes problemas con la cartera de frío o con los clasicos bloques de frío (los de liquido azul)?
      Todavía no he volado desde que implantaron la prohibición de volar con liquidos en el equipaje de mano y he de volar en verano y no se como va el tema.
      Muchas gracias.

      • pepit4 dice:

        Hola José Ramón:
        He viajado varias veces en avión con los bloques congelados azules en el equipaje de mano y sin problemas.
        Aun no he ido en avión con la cartera Frío, pero justo la semana que viene voy a Reino Unido y la llevaré, espero que me dejen pasar o tendré que tirarla! Ya te lo comentaré!

        De todos modos, siempre que lleves una carta firmada por tu médico de cabecera o endocrino (en español y si vas fuera también en inglés) diciendo que necesitas ponerte las insulinas, y por tanto llevarlas contigo, no deberías tener ningún problema.
        Si quieres yo tengo un modelo de carta que puedo enviarte por email.
        Y buen viaje! Estamos en contacto.

        • pepit4 dice:

          Bueno, se supone que ahora mismo debería estar sobrevolando España, dirección Londres, pero la nube de ceniza del volcán lo ha impedido.
          Me temo que esta vez no averiguaremos si ponen restricciones a la cartera Frío.

          No obstante he subido a GoogleDocs el documento que tenía preparado para viajar en avión con la insulina y demás en el equipaje de mano.
          Modelo en español y en inglés
          Estos documentos debe firmarlos y sellarlos el médico de cabecera o el endocrino.
          Espero que os sean de utilidad, voy a subirlos también en un post en el apartado Info. Saludos!

      • pepit4 dice:

        Ahora sí José Ramón, no sé si la información te será aun útil, sino espero que para alguien lo sea.
        Ya puedo decir que he viajado bastante con la Cartera Frío, y que no he tenido problema alguno, aunque intento no llevarla demasiado inflada. No sé si es relevante, pero me hace pensar que cuanto menos volumen tenga menos probabilidad de que salten las alarmas :)
        Respecto al bloque de hielo, nunca había tenido problemas hasta el otro día, volando desde Valencia. Abrieron el estuche, ojearon las insulinas y el bloque, y enseñé el informe médico y me dejaron pasar sin más complicaciones.
        Saludos!
        Más detalle en este post recién actualizado https://historia1857557.wordpress.com/2010/05/11/informe-medico-para-viajar-con-insulinas/

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: