Después de la visita médica, o analítica comentada.

Ya expresé cómo es para mi el antes, en Endocrinología Nº. 3 Hoy es el día del después, reflexiones tras la revisión médica.

110 mg/dL, me tomo un vaso de leche de soja y en un rato saldré a patinar. No me gustaba demasiado la soja, pero aquí estoy con un vaso en la mano; y extrañamente hoy viernes me apetece más irme a patinar que de cervezas.

No, no me estoy convirtiéndo en uno de esos diabéticos perfectos -probablemente algo mentirosos y complacientes- amantes de su diabetes y que lo hacen todo bien!

Pero es que son ya más de 10 años de diabetes. El mundo no es el mismo a los 15 que a los 26. No es igual en parte gracias a las reflexiones que ha motivado Historia 185575.

Han pasado muchas cosas por el camino. La experiencia es un grado, y gracias a ella no cometo los errores garrafales que me ponían en situaciones límite, antes siquiera de recibir formación diabetológica. ¡Adolescente, sin formación, y con dos bolis de insulina! ¡Pues casi como un mono con pistola!

No me estoy convirtiendo en uno de esos diabéticos perfectos. Pero creo que estoy acabando de entender que esto es una carrera de fondo:

Cuando una debuta demasiado tiene con insulinas de mil tipos y colores, agujas, inyecciones, nuevos y estrictos horarios, dietas, hipoglucemias e hiperglucemias a las que no encuentra explicación, dudas acerca de si esto lo podré hacer o no, de si debo o no. La familia, que tiene miedo. Algunos amigos que no entienden, y una que no sabe como explicar muchas cosas que tampoco acaba de entender. Amigos, familia y debutante nos apoyamos mutuamente y entre todos vamos aprendiendo, ¡ensayo y error!.

Cuando una se está acostumbrando a la historia resulta que el tiroides no se qué con la diabetes, y una pastillita todas las mañanas. ¡Que engañada me sentí! Jajajajajajaja, que absurdo es ahora, pero que engañada me sentí. Ahora es el colesterol el que despunta en los análisis. Nada grave por ahora, pero probablemente medicable en un futuro próximo. ¡Claro!, ¿cómo le van a decir a un debutante que se pierde entre insulinas que muy probablemente tenga que añadirle la del tiroides y la del colesterol; que además de hidratos de carbono debe aprender a contar grasas saturadas…

Lo que pasa es que esos diabéticos perfectos entendieron antes que yo que esto es una carrera de fondo, y un modo de vida en el que  una aprende a detestar el tocino de cielo y a amar hasta la leche de soja.

Ánimo, comprensión y paciencia a todos los que os desanimáis de vez en cuando. Juntitos y poquito a poco.

No es más que adaptación.

Los valores del Colesterol-LDL están dentro de los normales, pero a una persona diabética se le recomienda no subir de 100 mg/dl, y yo estoy en 116 mg/dl. De todos modos, en colesterol aun no estoy yo muy puesta ;)

La hemoglobina glicada en 7,7%. No está bien, pero después de todo el desbarajuste que fue la estancia en Colombia estoy contenta. En la próxima analítica espero volver al 7% y bajando.

La hormona tiroestimulante en 7,13. Esto ya me lo imaginaba, me encuentro demasiado… no es cansada… casi apática… Así que paso de Eutirox 100 a Eutirox 112. En septiembre tengo la próxima analítica (esta ha sido extraordinaria) y espero tener mejores niveles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: