Hipoglucemia nocturna: que NO hacer

Anoche me desperté empapada en sudor y desorientada. Como un autómata me miré el azúcar y comprobé que tenía 40, que es baja, pero no tan baja para lo mal que me encontraba, y he aquí el primero de mis errores al que llamaré (1) síntomas extremos.

Así que miro a mi alrededor intentando localizar un zumo, y aunque tengo uno siempre a mano en el bolso decidí que ese zumo no era pasa esa ocasión y dirigí escaleras abajo a la cocina. Este es el segundo de mis errores, al que llamaré (2) kit de bajadas nocturnas.

Mientras bajo pienso qué hora es, cuándo fue la última puesta de insulina y qué cené… intentando calcular cuántos hidratos debería tomar, pero me temo que ya es demasiado tarde. Estoy medio zombi en la cocina, con un litro de zumo de naranja y un vaso, dispuesta a hartarme de hidratos de carbono. Y he aquí el tercer error, al que llamaré (3) calcular hidratos en modo zombi.

Y así es como se pasa de una desagradable hipoglucemia de 40, a un bonito despertar con 276.

image

image

(1) Síntomas extremos

Algunas hipoglucemias vienen más suavemente que otras. Afortunadamente no me despierto muy a menudo empapada en sudor, desorientada, con nauseas y taquicardia; pero cuándo lo hago como anoche tengo cierta tendencia (cada vez más controlada) al pánico.

(2) Kit de bajadas nocturnas

Para mi la solución es tener a mano un buen kit de hipoglucemia nocturna, que me permite reaccionar rápidamente y no me da mucho margen para tomar decisiones erróneas, ya que las tomé previamente.

(3) Calcular hidratos en modo zombi

Para mi este es el paso a evitar. Si entro en la cocina estoy perdida.

Yo estoy acostumbrada a zumitos individuales de 2 unidades de hidratos de carbono. Llevo años tomándolos, no tengo que medir cuántos hidratos de carbono estoy tomando, porque ya lo sé.

En una hipoglucemia normal puedo bajar a la cocina, coger el brick de zumo, leer la etiqueta, y servirme a ojo en un vaso de tamaño medio; pero en una hipoglucemia de esas de “síntomas extremos” cojo el vaso más grande que encuentro, y lo vacío no una sino dos veces, y vuelta a la cama a dormir como un angelito.

¿Cómo tratáis vosotros las hipoglucemias nocturnas? ¿Qué errores cometéis frecuentemente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: