Hipoglucemia nocturna, ¿por qué?

07/02/2014

Anoche me puse la insulina lenta a las 22:30, con una glucemia de 112 mg. Para mi sorpresa, una hora y media más tarde, a las 00:00 tenía 50 mg.

Tomé 2 unidades de hidratos de carbono, pensando en ponerme en 150 mg, pero luego tomé otras dos unidades. No sabría explicar 100% por qué tomé tantos hidratos, creo que pensé que era rara esa hipoglucemia y preferí prevenir. Me miré al poco y estaba en 100 mg, así que volví a dormir.

Si todo hubiera acabado ahí, pensaría que se trataba de una hipoglucemia normal. Pero en torno a las 5 de la mañana bajó otra vez a 60 mg, y volví a tomar dos unidades de hidratos de carbono. Me he despertado a las 8 de la mañana con 102 mg.

Así que resumiendo, me acuesto con 112 mg, y me despierto con 102 mg, pero entre medias he tenido dos hipoglucemias y 6 unidades de hidratos de carbono.

OnTrack Diabetes Logbook

¿Qué ha pasado? 

La primera bajada pensé que se debía a que no tomé recena, aunque la glucemia tan baja me pareció sospechosa y por eso tomé más hidratos.

Estaba pensando que tiendo a tenerla baja después de la cena, y he pensado en hacer ajustes en la insulina. Pero 6 unidades son demasiadas. Así que para saber qué ha podido pasar, me tengo que preguntar ¿qué ha tenido mi día de extraordinario?. ¡Y bingo!

He estado resfriada, y ha estado haciendo un viento terrible, así que durante un par de semanas he tenido un estilo de vida bastante sedentario. Ayer fue el primer día en al menos dos semanas que cogía la bicicleta. Es decir, primer ejercicio medio en un buen tiempo.

9:30 :: 15 minutos para ir al trabajo.

13:30 ::  20 minutos (cuesta arriba) para volver del trabajo.

14:30 :: 10 minutos para ir al centro de la ciudad.

17:00 :: 15 minutos (cuesta arriba) para volver del centro.

Como quien no quiere la cosa, una hora en bicicleta. Ahí está la explicación de la bajada. No sé si tendrá algo que ver con la subida al medio día, por ahora lo dejo ahí.

¿Se volverá a repetir?

Sí, y no. No es tan sencillo.

Sí, porque si dejo de hacer ejercicio y vuelvo a coger la bicicleta, esa noche es probable que tenga bajadas y se repita lo que me pasó anoche.

No, porque si continúo cogiendo la bicicleta, mi cuerpo se irá acostumbrando y ya no será un hecho extraordinario, sino parte de mi rutina. Quizás tenga que disminuir mínimamente la insulina rápida de la cena y quizás la lenta de la noche también, todo irá en función de la actividad física que realice, pero no necesariamente.

El primer día que salí a correr tuve una hipoglucemia nocturna bastante grande. Así que al día siguiente eliminé completamente la insulina nocturna, con un resultado perfecto, ni hipo ni hiper. Continué corriendo regularmente, y a los pocos días volví a necesitar la lenta de la noche. Los misterios de la diabetes. 

¿Alguien puede aportar una explicación más científica? ¿Alguna experiencia similar?


Controles 15.03.2012 a 30.03.2012. (Con y sin) los pilares del control de la diabetes.

01/04/2012

Este año las alergias han comenzado bastante tarde, pero igualmente han comenzado. ¿Qué tiene la alergia que ver con el control de la diabetes? Que yo sepa directamente nada, pero indirectamente mucho.

Estaba saliendo a correr unos 20 minutos diarios, pero hace unos días que no puedo correr al aire libre a causa de mi alegria al polen de olivo y gramíneas. Así que de repente me vi sin ejercicio físico y con bastante estrés. Para colmo estuve de viaje, por lo que no tenía una rutina ni un control alimentario estricto que me ayudasen a retomar el control.

Así que recapitulando:

diabetes + estrés – deporte – dieta controlada – rutina = ¡caos!

¿Y qué hay acerca del estrés? ¿Es normal que se me suba a 500 y no consiga bajarmela ni con suplementos?

Mi endocrino me dijo “Puede pasar”. Por desgracia no me dijo ninguna solución mágica, y me dijo que yo había procedido casi correctamente al tratrame las hipoglucemias. ¿Qué hice?.

  1. En primer lugar comencé a beber mucha agua
  2. y mientras tanto pesé y me aseguré de haberme puesto todas las insulinas, y haberlo hecho correctamente.
  3. Como no encontré ningún error me suplementé con insulina rápida, y me controlé con frecuencia para ver el efecto del bolo de insulina rápida.
  4. Al ver que la insulina rápida no tenía apenas efecto tras una hora y media, (que es el periodo de máxima actuación de la ultrarápida), sino que la glucosa me seguía subiendo decidí tirar las insulinas por si se habían estropeado y perdido acción.
  5. Pero no me suplementé más, por miedo a provocarme una hipoglucemia. Pasadas cuatro horas del suplemento de insulina rápida vuelvo a suplementarme, y nada.
  6. En mi caso, siendo las 5 de la mañana pensé que tendría que acabar bajando, y me fui a dormir. ¡Este fue mi error! Podría haberme dado una hipoglucemia mientras dormía.
  7. En mi defensa diré que estaba agotada, y que me desperté a las 3 horas para comprobar cómo seguía todo.

Ah, sí, y ¿cómo evitar que la situación de estrés se vuelva a repetir? ¡Evitándola! Parece sencillo pero puede ser extremadamente difícil. Si no podemos evitar la situación de estrés al menos debemos intentar que el resto de pilares del control de la diabetes los llevamos bien: buena dieta, ejercicio regular, insulina y al ser posible regularidad en los horarios.

Tras este episodio decidí que tenía que volver a hacer ejercicio físico inminentemente. El 25 de marzo me apunto a un gimnasio, y la situación comienza a normalizarse radicalmente.

Este es un modo práctico de comprobar (en cuerpo ajeno para vosotr@s) como la diabetes tipo 1 requiere de insulina, y en igual medida ejercicio físico y control de la alimentación. ¡El cambio es absolutamente evidente!


Controles de 23.01.2012 a 31.01.2012

06/02/2012

Reduciendo la insulina lenta (Lantus) a mi nueva rutina de ejercicio físico diario y minimizar las hipoglucemias.

¿Qué pasa si dejo de hacer ejercicio físico dos días? ¡Pues hiperglucemias y volver a subir la dosis de insulina lenta! Así que es mejor ser constantes. ;) ¡Por ahora lo estoy siendo y noto los beneficios!


Medir los hidratos de carbono en raciones (o la tonta de las chirimoyas)

16/11/2011

Creo que los diabéticos a veces somos como máquinas de contar carbohidratos. Tras años de práctica ni siquiera necesitamos el peso para saber cuantas raciones de hidratos de carbono tiene una comida, claro que como comentábamos en el curso, el ojo se ensancha y es recomendable volver a pesar las comidas y comprobar que nuestros cálculos son correctos.

La verdad es que sin darme cuenta yo había dejado de contar carbohidratos. No es que sea extremadamente rigurosa -con este despiste mío es imposible-, pero ahora que he vuelto a tomar notas al cocinar y a pensar la cantidad de insulina en relación con las raciones de hidratos de carbono he mejorado muchísimo mi control.

Ayer hice lentejas, y medí las raciones de hidrato de carbono aproximadamente. El bote de lentejas de 400 gr. tenía casi una ración de hidratos de carbono (8 gr) a los 100 gr, por lo que van casi 4 raciones, más casi 4 raciones de patatas  y más dos zanahorias y una cebolla, vamos a decir que 8 raciones de hidratos de carbono (por los dos casis no estoy contando ni las zanahorias ni la cebolla) para todo el guiso completo; ya que el resto de ingredientes no tienen un valor significativo de hidratos de carbono.

Como somos dos en casa para mi es muy fácil esta forma de contar, ya que al servir el guiso dio para tres platos, así que sólo tengo que dividir el total de 8 raciones del guiso por 3; dando unas 3 raciones de hidratos de carbono por plato. Si fuéramos muchos los que comiéramos del mismo guiso probablemente sería mejor usar un vaso medidor, o calcular las raciones que caben por cazo.

El colorcillo ese tan insulso del caldo es por la falta de choricito y esas cositas ricas. ¡Son unas lentejas light para diabéticos güenos! (Y empáticos resignados compañeros diabéticos tipo 3) XD

Como mi objetivo es llegar a 5 raciones de hidratos de carbono me faltan 2 raciones, y ahora explico por qué eso de “la tonta de las chirimoyas”.

Comenzaron a gustarme las chirimoyas con 14 años o así, y con 15 años debuté, dejando de comer entre otras frutas uvas, higos y chirimoyas, creyéndolas prohibidas por su alto contenido en hidratos de carbono. Sin embargo el otro día me dije, “voy a comprar chirimoyas, y me las como aunque sea a plazos”. Según los apuntes en los que vienen referencias de los hidratos de carbono por cada alimento, 50 gr de chirimoya equivalen a una ración de hidratos de carbono. Pero según los apuntes, el peso de los alimentos es pelado y preparado… ¿están contando entonces esas pepitas que parecen piedras y deben pesar una barbaridad? No lo sé, pero hoy he hecho el experimento:

He cogido una chirimoya enorme, que pesaba 520 gr.

Pero por grande que sea, ¡imposible que esto sean 10 raciones de hidratos de carbono! De todos modos, tampoco me la iba a comer entera. Así que la partí, reservando una mitad (que me acabo de comer para merendar).

340 gr de chirimoya, de los cuales se ve que me comí 248 gr porque el resto era cáscara y pepitas.

Y aquí viene la cuestión. 250 gr (redondeando) de chirimoya, según los apuntes son 5 raciones de hidratos de carbono.

Y bueno, mi intención este almuerzo era demostrar que los apuntes de raciones de hidrato de carbono no son exactos, sobre todo en cuanto a fruta se refiere, porque el contenido de hidratos de carbono en la fruta varía dependiendo de su maduración y otros factores.

Almuerzo: 3 raciones de lentejas + 5 hipotéticas raciones de chirimoya.

Como yo estimo que realmente no deben ser más de 3 raciones estoy próxima a las 5 raciones que quiero tomar en el almuerzo, y me pongo la insulina de siempre, 5 unidades. Eso sí, antes de almorzar salí a hacer recados con la bicicleta, y estoy en 64 de glucosa; así que me pongo la insulina con la comida ya empezada.

Resumen:

Almuerzo: 5 raciones. Razonamiento: 3 raciones de lentejas + 5 hipotéticas raciones de chirimoya, que yo creo que en realidad son 3 raciones. Me pondría insulina entonces para 6 raciones, pero teniendo en cuenta que estoy baja y acabo de hacer ejercicio físico voy a suponer que son 5 raciones.

Insulina: 6 unidades de insulina ultrarápida Humalog.

Prepandrial: 64 (y vengo de hacer ejercicio físico)

Postpandrial: 85

Conclusiones:

El ejercicio físico me despista un poco, ya que puede que la tendencia a bajar de mi glucemia fuera mayor (aunque no creo porque ya no tenía insulina rápida en el cuerpo), así que creo que efectivamente he comido 6 raciones de hidratos de carbono. Esto deja 3 raciones para la chirimoya de 340 gr (pepitas y cáscara incluida), y con una regla de tres sencilla deduzco que 113 gr de chirimoya es una ración de hidratos de carbono.

Así que ahora que he comprobado que puedo comer chirimoyas me acabo de merendar los 180 gr restantes; que según mis cálculos es una ración y media de hidratos de carbono. No obstante, como pienso comer chirimoyas por los 10 años que creí no poder tomarlas, iré reajustando y afinando los cálculos. :)


Controlando la glucemia en el ejercicio físico V

15/11/2011

Inspirada por el curso avanzado de diabetes, la rutina de ejercicio que compartía @mister77k hace unos días y el afán de superación que me lleva a intentar correr un poquito más tiempo y un poquito más rápido, hoy he salido a correr -en realidad acabo de llegar- 30 minutos a muy buen ritmo, aunque lamentablemente no he grabado la ruta con el GPS.

A las 6 de la tarde, con una glucemia de 141 he merendado 2 raciones de hidratos de carbono (40 gr de pan). Una hora más tarde, es decir, teniendo aún insulina rápida en el cuerpo, -pues su pico de acción máxima está entre los 30 – 160 minutos siguientes a la puesta- he salido a correr, y a la vuelta, 30 minutos después más 20 de ejercicios y estamentos tenía una glucemia perfecta; 102. Que bien sienta salir a correr con estos resultados!!!
Por cierto, que llevais encima cuando salís a hacer ejercicio físico? Queda pendiente para otro post!

¡Vale, fueron sólo 29 minutos! XD El reloj del glucómetro sigue estando mal, una hora adelantado.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 303 seguidores